In Contenidos, Estrategia, social media

Hoy en día la presencia de los influencers en las campañas de las marcas se ha convertido en algo fundamental a la hora de acercarse al consumidor.

Estas personas se han posicionado como líderes de opinión en la plataforma digital y han conseguido tal éxito profesional que suscitan confianza entre sus seguidores y tienen un gran poder sobre las decisiones de compra de estos.

Colaborar con influencers puede impulsar nuestra reputación por el enorme peso que tienen. La audiencia tiende a fiarse más de un instagrammer al que sigue que de un anuncio publicitario, pues transmite una mayor sinceridad y cercanía: es la evolución del boca a boca. Es por ello que debemos crear un fuerte vínculo con cada uno de los influencers que colaboren con nosotros.

Claves para una buena relación entre la marca y los influencers:

  • Investigar: podríamos decir que una buena selección del influencer es casi el 100% del éxito de la campaña, debemos vigilar que comparta los valores de la marca, comprobar la capacidad de conversación, y de crear opinión, y examinar a sus seguidores teniendo en cuenta que más vale la calidad que la cantidad. Una vez seleccionados hay que interactuar con ellos, hacerse notar.
  • Contactar: la forma más fácil es vía email, tenemos que tratarlos de manera amable y respetuosa, mostrándoles nuestro gran interés porque participe con la marca.
  • Convencer: debemos seducirles con nuestro servicio o producto para que se sientan cómodos y quieran compartir su experiencia.
  • Pactar: podemos conseguir la confianza de los influencers a través de regalos. Pero no podemos esperar nada a cambio, pues es un acto que la empresa decide hacer por voluntad propia. Por eso debemos fijar las condiciones previamente, regular todo lo que pueda afectar a la relación profesional entre la marca y el influencer: a qué se compromete el influencer, la remuneración a cambio, un briefing, un timming, y que ocurriría en el caso de que la marca no quedase conforme con el resultado.
  • Personalizar: si trabajamos con varios influencers a la vez, es importante que nos adaptemos a cada uno de ellos y que los hagamos sentir especiales. Proporciona a cada uno datos o información sobre el producto que no conseguiría por otras fuentes, ayúdale a crear contenidos de calidad y ampliar su comunidad, que es la mayor motivación del influencer.
  • Fiarse: no podemos pretender que los influencers actúen de acuerdo a nuestras rutinas de trabajo, no podemos controlarlo todo, tenemos que darles libertad a la hora de publicar los posts, ya que nadie mejor que ellos conocen a sus seguidores.
  • Seguimiento: lo adecuado es realizar un seguimiento desde el principio de la evolución con programas diseñados para ello.
  • No olvidarle: al finalizar una campaña, no solo basta con agradecerle su ayuda, sino que no debemos perder el contacto para poder contar con ellos si se les necesita más adelante.

Hoy en día colaborar con influencers es una apuesta segura ya que puede ayudar a mejorar el branding de la marca y a conseguir las metas planteadas, por ello la marca debe hacer todo lo que esté en su mano para que su relación con el influencer sea beneficiosa.

Start typing and press Enter to search